La pulga del perro es una especie de pulga que vive como un ectoparásito en una amplia variedad de mamíferos, particularmente el perro y el gato domésticos. Se asemeja mucho a la pulga del gato, que puede vivir en una gama más amplia de animales y es generalmente más frecuente en todo el mundo.

La pulga del perro es problemática porque puede propagar el Dipylidium caninum, el cual infecta organismos afectados por pulgas caninas, incluyendo perros, gatos y a veces dueños de mascotas humanos, especialmente niños.

Cómo vive la pulga del perro

Aunque se alimentan de la sangre de perros y gatos, a veces muerden humanos. Pueden vivir sin comida durante varios meses, pero las hembras deben comer sangre antes de poder producir huevos. Pueden entregar alrededor de 4000 huevos en la piel del huésped. Los huevos pasan por cuatro etapas del ciclo de vida: embrión, larva, pupa e imago (adulto). Todo este ciclo de vida del huevo al adulto dura entre dos y tres semanas, aunque dependiendo de la temperatura puede tardar más o menos tiempo.