Ceratophyllus gallinae, conocida como la pulga de la gallina en Europa o la pulga europea del pollo en otros lugares, es un ectoparásito de aves.

En su estado de adulto llega a medir de 2 a 2.5 mm de largo, se aplana lateralmente y es marrón. Tiene un par de ojos simples, una probóscide para chupar sangre, y cuenta con de cuatro a seis cerdas en el fémur de la pata trasera. Los segmentos basales de las piernas no soportan espinas.

Cómo viven las pulgas de las aves

Aunque muchas especies de pulgas requieren una comida de sangre antes de poder copularse, no es el caso de la pulga de las aves. Al igual que con otras pulgas, el ciclo de vida consiste en huevos, las etapas larvarias, una etapa pupal y una etapa adulta. Las larvas tienen mandíbulas masticadoras y sólo las pulgas adultas son capaces de morder al huésped.

Bajo condiciones óptimas de temperatura y humedad, los adultos pueden salir del capullo en 23 días. Cuántas generaciones hay en el año depende de cuántas crías tenga su ave huésped. Las pulgas generalmente sufren metamorfosis y pasan el invierno como adultos pre-emergentes. Éstos se forman completamente dentro del capullo y emergen cuando ciertos estímulos ocurren; los estímulos adecuados son vibración, calor, o niveles elevados de dióxido de carbono.